LO QUE VI CUANDO TE CONOCI

EL LAGO DE LAS ANIMAS

Image Hosted by ImageShack.us

Seguidores

Fases Lunares

Luna con tres meses y medio

ELIGE TRES CARTAS

martes, 19 de mayo de 2009

SU ESENCIA COMO PERSONA…



SOLO PARA PERSONAS FENOMENALES...

Venerable Fray Leopoldo: “Un contemplativo por las calles de Granada”.

Dejando atrás la señorial ciudad de Ronda, metrópoli de la Serranía del mismo nombre, y, bajando por una carretera que serpentea entre escarpados cerros de alcornoques y encinares, llegamos a Alpandeire, pintoresca villa de la provincia de Málaga, situada en las extremidades de la sierra de Jarestepar al sur de Ronda.Aquí, en este pueblecito de casitas blancas, acurrucado alrededor de su majestuosa iglesia parroquial, considerada la "catedral de la Serranía", nació un 24 de junio de 1864 Francisco Tomás Márquez Sánchez, nuestro futuro Fray Leopoldo. Fueron sus padres Diego Márquez y Jerónima Sánchez. Francisco Tomás tuvo otros tres hermanos más cuyos nombres nos son conocidos: Diego, Juan Miguel y María Teresa y algunos más que murieron en la infancia sin disponer hoy de datos sobre ellos. Diego moriría soldado en la guerra de Cuba.

Nuestro protagonista había nacido en el seno de una familia de cristianos labradores. El hogar de Diego y Jerónima era humilde y en él se vivían y practicaban las virtudes cristianas que inculcaban, con su ejemplo diario, a sus hijos.Junto a los verdes campos de sementeras y alcornocales, las montañas rocosas, los trigales, los cercados de rastrojos y retamas, las ovejas y los aperos de labranza, la infancia y juventud de Francisco Tomás se deslizaron apaciblemente, como uno de esos innumerables arroyuelos que corren escondidos por las laderas de las montañas. Entre los trabajos del campo, la vida familiar y de piedad y oración pasó los treinta y cinco años de su vida oculta mientras Dios lo iba modelando lenta y paulatinamente -- que ya desde niño "era todo corazón" --; disfrutaba socorriendo a los pobres. Se decía de él que ni aún de niño se cerró, egoísta, a la compasión. Repartía su merienda con otros pastorcillos más pobres que él, o daba sus zapatos a un menesteroso que los necesitaba, o entregaba el dinero ganado en la vendimia de Jerez, a los pobres que encontraba por el camino de regreso a su pueblo.

"Dios da para todos", diría años más tarde.Fue a raíz de haber oído predicar a dos capuchinos en Ronda, con ocasión de las fiestas que tuvieron lugar en la ciudad del Tajo, en 1894, para celebrar la beatificación del capuchino Diego José de Cádiz, cuando el joven Francisco Tomás decidió abrazar la vida religiosa haciéndose capuchino. A aquellos predicadores comunicó su deseo de ser uno como ellos, pero tuvo que esperar algunos años, debido a ciertas negligencias y olvidos en los trámites de admisión. Finalmente un día salió de su tierra y de su parentela, como Abrahán, y tomó el hábito capuchino en el Convento de Sevilla el 16 de noviembre de 1899, cambiando el nombre de Francisco Tomás por el de Leopoldo, según usos de la Orden. Este cambio de nombre -- comentaría él años adelante -- le cayó "como un jarro de agua fría", ya que el nombre de Leopoldo
no era corriente entre los miembros de la Orden; tal vez su maestro de novicios, P. Diego de Valencina, lo escogió por celebrarse su fiesta el 15 de noviembre.Desde el noviciado Fray Leopoldo no tuvo otra meta que santificarse, siguiendo a Cristo por el camino de la cruz como San Francisco. Su amor a Dios, la oración, el trabajo, el silencio, la devoción a la Virgen y la penitencia marcarían ya su vida. La cruz y la pasión de Cristo serían para él, a partir de ahora, objeto de meditación y de imitación.

El 16 de noviembre de 1900 hizo su primera profesión; a partir de entonces vivió cortas temporadas, como hortelano, en los conventos de Sevilla, Antequera y Granada. El 23 de noviembre de 1903 emite, en Granada, sus votos perpetuos. Sin embargo, la azada lo perseguía como fiel compañera mientras él seguía cultivando la huerta de los frailes. Pero para entonces ya había aprendido a sublimar el trabajo, a transformarlo en oración y servicio a los hermanos. Como todos los santos hermanos capuchinos, Leopoldo fue un gran trabajador, ya que como ellos, estaba convencido de la virtud redentora del esfuerzo humano. El trabajo y la soledad del convento hicieron crecer en él la ascesis y la mística. Como ha escrito uno de sus biógrafos, fue un “contemplativo entre el agua de las acequias, las hortalizas, los frutales y las flores para el altar”. E1 21 de febrero de 1914 llegaría a Granada para quedarse definitivamente en ella. La ciudad de la Alhambra, que dormita a los pies de Sierra Nevada, la Granada cristiana y mora, donde el agua se hace música, sería el escenario de su vida durante más de medio siglo.


Trabajó primero de hortelano en la huerta del Convento para ejercer después de sacristán y limosnero. Dos trabajos que unirían admirablemente la doble faceta de su vida: su dimensión contemplativa, su vida de oración, su vida íntima con Dios y su vida activa, su ir y venir por las calles y cuestas de Granada, su contacto con la gente, su diario quehacer de limosnero.Pero lo que define y caracteriza prácticamente la vida de Fray Leopoldo es su oficio de limosnero. El, que se había hecho religioso para vivir alejado del "mundanal ruido", fue lanzado por la obediencia a librar la batalla decisiva de su vida, en medio de la calle. Lo que él mismo confirmaría años más tarde, con ocasión de las fiestas de sus Bodas de Oro de vida religiosa y al saber que la efeméride había salido en la prensa, exclamó: "Qué jaqueca, hermano, -- confesó a un compañero -- nos hacemos religiosos para servir a Dios en la oscuridad y, ya ve, nos sacan hasta en los papeles". Fray Leopoldo, como otros santos capuchinos con marcada inclinación a la vida contemplativa, vivió constantemente en contacto con el pueblo, como limosnero. Se hizo así santo, santificando a los demás.

Y lo hizo como quería San Francisco: con el testimonio de su vida, con su ejemplo, con su palabra, con la gracia y el carisma que Dios le dio. El contacto con los hombres, lejos de distraerlo o mundanizarlo, lo empujó a salir de sí mismo, a cargar sobre sí el peso de los demás, a comprender, a ayudar, a servir, a amar.Su figura se hizo popular en la ciudad de los cármenes, todos lo reconocían, las gentes y los chiquillos decían en la calle: "Mira, por allí viene Fray Nipordo", y corrían a su encuentro. Con los niños se paraba para explicarles algo de catecismo, con los mayores para hablar de sus problemas, angustias y preocupaciones. Fray Leopoldo había encontrado el modo de derramar sobre todos la bondad divina: rezaba tres Ave Marías, era su forma de enhebrar lo divino con lo humano. Y las gentes se alejaban de él transformadas, dispuestas a seguir su camino, pero con la tranquilidad y la seguridad que Fray Leopoldo les había devuelto, la de saber que Dios había tomado buena nota de sus preocupaciones.

EN EL SILENCIO DE TU ALMA

Y así día tras día, durante medio siglo, "con la vista en el suelo y el corazón en el cielo" --como el mismo diría --, Fray Leopoldo recorrió Granada repartiendo la limosna del amor, elevando y sublimando la pesada monotonía de todos los días, dando colorido a los días grises, poniendo unidad y armonía en la fragilidad del ser humano, sobrenaturalizando y dignificando el quehacer diario. El ha aportado, así, abundantes riquezas espirituales, bondad, caridad, sencillez, limpieza al fatigoso discurrir de los hombres por esta tierra.Padeció algunas enfermedades y dolencias, que él se esforzaba en ocultar y disimular, especialmente una hernia que le causaba agudos dolores y muchas molestias en sus caminatas diarias de limosnero. Estos y otros sufrimientos, como grietas en los pies que sangraban abundantemente, le ayudaban a completar en su carne lo que falta a los sufrimientos de Cristo, en favor de su Cuerpo que es la Iglesia.Cierto día en que, como de costumbre, recogía la limosna de la caridad a sus 89 años, cayó al suelo rodando precipitadamente escaleras abajo desde un primer piso y sufrió fractura de fémur, -- dicen que le empujó el diablo --. Fue ingresado en la Clínica de la Salud de Granada; afortunadamente y sin operación, los huesos le anudaron; regresó al convento y pudo caminar con la ayuda de dos bastones, pero ya no salió más a la calle. Así pudo entregarse totalmente a Dios que era el gran amor de su vida.

FRAY LEOPOLDO--50 ANIVERSARIO

Y llenándose de Dios, pasó los tres últimos años de su existencia terrena, hasta irse poco a poco consumiendo "cual llama de amor viva".Finalmente, la llama se extinguió. Con el beso de la hermana muerte, Fray Leopoldo, el humilde limosnero de las tres Ave Marías, se durmió en el Señor. Era el 9 de febrero de 1956. Tenía 92 años.La noticia de su muerte corrió y conmovió a toda la ciudad de Granada. Un río humano acudió al convento de capuchinos, el pueblo y las autoridades, hasta los niños se acercaron a ver a su "Fray Nipordo", como ellos le llamaban, mientras se decían unos a otros: "Está muerto pero no da miedo". Su entierro fue multitudinario. La fama de santidad, de que había gozado en vida, creció después de su muerte. Desde entonces, todos los días, pero, sobre todo el 9 de cada mes, una inusitada afluencia de gentes de todo el mundo visita su sepulcro, siendo numerosas las gracias que Dios concede por intersección de su fiel Siervo…


AQUÍ OS DEJO SU ESENCIA COMO PERSONA…


ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO.


DEDICADO A FRAY LEOPOLDO..


UN BESO GRANDE A TOD@S..


EMY

14 comentarios:

María Jesús dijo...

Una vida muy interesante, extraordinaria también su muerte. Ya que tantos le recuerdan y alaban su gracia. Hay muchas buenas personas que como él son recordadas y adoradas, lástima que este tipo de personas no sean quienes manejan la barca del Mundo.

Pero tampoco me imagino un político santo, vamos que ni rozando el larguero.

Me ha gustado mucho el post, me intriga mucho el paso por la vida de personas como la de Fray Leopoldo.

Un beso grande amigos!

¡TENÉIS UN REGALO EN MI BLOG!

noeli dijo...

Je, me ha encantado mi emii bella, que ser mas amoroso este hombre, me hubiera encantado conocerlo en esa eopca, por la que anduvo. gracias guapetona, mi hada infinita, muaaaa, te quiero mushooo, creo que yo voy a volver de mi retirillo jeje, besitosssss

Arkantis dijo...

Que interesante Emy..

Un besazo grandote para los dos

;-)

Mari dijo...

Desde niña en casa oí hablar de Fray Leopoldo así que cuando estuve en Granada fue una de mis visitas inevitables...Baje hasta su sepulcro en la cripta del convento de los capuchinos. Y compre varias cosillas entre ellas una cruz de piedrecitas con su cara en medio..Es sólo ver su rostro y enternecer a cualquiera...

Aguabella dijo...

BIENVENIDOS GUAPOSSS !!!

Emy que bonito el post, la vida de este hombre como tantos otros que dedicaron su vida a los demás es admirable.

Y esa cosilla que sentisteis mano con mano en su tumba tuvo que ser una experiencia increible no es así ?

Me encanta teneros de nuevo por la red.

Dale un beso a Angel y muchos para ti guapa

Fade dijo...

Un vida muy intensa e interesante...
Gracias por darnos a conocer su maravillosa historia.
Un abrazo.
Fade.

Angel Emy dijo...

MARIA JESÚS: Hola brujiii guapi..
Interesante nooo la vida de nuestro Fray Leopoldo..
¡¡Él era, es, y sera para siempre una persona, sumamente increible!!..
Sí, hay algunas buenas personas, que como a él, son también recordadas y adoradas en este mundo, pero la pena es que no hayan mas ¿porque será?...

Sobre los que manejan el mundo, como son los políticos etc, prefiero no hacer ni comentarios, porque todo aquel que tiene poder material, carecen de plena humildad..

Guapi me alegra mucho que te haya gustado el post, que he colgado de nuestro Fray Leopoldo, y ya sabes cuando necesites algo importante en tu vida, acuérdate de él y rézale una novena..
Un besazo grande brujiii vampirica jajaaa

Angel Emy dijo...

NOELI: Nuestra Hadiii, que jodía que eres jajajaaa a nosotros también nos hubiera encantado conocerlo sea en esa época, o en esta, pero da la casualidad que hoy en día no abundan much@s personas así por este mundo, solo son algunas las especiales y elegidas por el de arriba..
Noe, yo también te quiero mushooo, y espero que hayas descansado y meditado un poco de tu retirillo, Hadi blanca, muack muackkkkk…

Angel Emy dijo...

ARCANTYS: Nuestra queridísima amiga tu tan explícita como siempre jajajaaa..

Me ha encantado que te haya parecido la vida, de nuestro Fray Leopoldo, tan interesante y hayas leído este post dedicado a él espero que te haya gustado mushooo…

Un besazo muy fuerte de los dos guapetona muackkkkkk..

Angel Emy dijo...

MARI: Te a pasado exactamente lo mismo que a mi que desde pequeña oí hablar mucho de Fray Leopoldo, hasta que la semana pasada nos decidimos darnos una vuelta por Granada, para conocer la Alambra, y conocer el convento de los capuchinos, donde esta él y bajar a la cripta y tocar el sepulcro.

Compramos también varias, cosillas y un tríptico muy chulo con su foto, esss como tu dices que tan solo ver su rostro lo dice todo ¡¡me encanto todo!!...Granada, es sumamente mágica…
Un besazo grande guapa muack..

Angel Emy dijo...

AGUABELLA: Me alegra que te haya gustado el post de Fray Leopoldo, tenia ganas de ponerlo hace tiempo, pues personas como estas son dignas de recordar para siempre y sin pensar que iríamos a Granada, después decimos de las casualidadesss,¿o es cosa de alguna causa?..

Agua, lo de las manos no se si fue por la impresión que me causo Angel, que no me lo esperaba pues estaba detrás mía y de repente me note una mano encima de la mía, o porque fue el sepulcro de Fray Leopoldo, que emana su esencia desde su interior, todavía no me lo explico note algo que no se puede explicar con palabras…

Agua, también estoy encantada de estar de nuevo con todos vosotros por la red, pues os aprecio un montón a tod@s....Un beso grande de Angel, y mío muackkkkkk…

Poseidón dijo...

hola ANGEL EMY,
que os ha pasado que no seos veia por aqui...
Bueno seran cosas de la vida..

Me gsusto mucho el video y esa gran persona que fue Fray Leopoldo.

La palabra noble y sincera te llega al alma, desde luego que si!

"la soledad no es silencio, el silencio no es soledad"
totalmente de acuerdo con eso amigos.

EMY, gracias por llamarme guapo, vosotros sois muy simpaticos y tu seguro guapa tb , lo llevas en tu alma y corazon.

abrazos y besos para los dos.

Angel Emy dijo...

FADE: Disculpa guapísima por no haber entrado ultimamente en tu blog,lo mismo que en otros pero estoy pasando unos momentos muy extraños,y liosos.. tambien hemos estado de viaje por Granada, y por Malaga.

Si, la vida de Fray Leopoldo,a sido y sigue siendo sumamente increible pues despues de "muerto" sigue vivo en el corazón de muchísimas personas. Y eso que me callo a muchos milagros que nos a echo a toda mi familia,y demas personas,así que menos que dedicarle y hablar de el en nuestro blog,un poquito para las personas,que no hayan conocido su historia, ni sepan nada de su vida, que menos que recordarle un poquito porque se lo merece,por ser como a sido y como sigue siendo hoy en dia...
Un besazo gradote guapa muack

Angel Emy dijo...

POSEIDÓN: Hola guapísimo,te explico..
Lo que nos a pasado es que hemos estado unos dias de retirooo, y de viaje por Granada,tres dias y por Malaga,otros tres en el campo en la finca de uno de mis hermanos,con la naturaleza,y con sus animalitos..

Me alegra que te haya gustado el video,y la vida de nuestro milagroso Fray Leopoldo.

La soledad es el maestro que con el tiempo te enseña lo que fuiste, eres y serás.

La soledad es bella, cuando se esta en paz consigo mismo, te da la oportunidad de conocer a ese ser que ignoras dentro de ti , y si lo aceptas y reconoces, entonces ¡¡bella soledad!!

La soledad y el amor son como la vida y la muerte? una precede de la otra?, ¿no son contrarias?, ¿solo diferentes formas de ser?

Poseidón, de nada guapo jajajaaa te llamo así porque eres guapo por dentro amigo..
Un besosss grande de los dos muackkkkkkk

Frases de celebridades

PARA TODOS MIS AM@S